9/6/15

Esos locos bajitos

... la alegría de la casa, semillero de inquietudes, boicoteadores del sueño, enemigos del aburrimiento, repartidores incansables de mimos y sonrisas... la luz del mundo... ¡los niños!



Hace tiempo, mucho tiempo, que me bulle el tema en el cerebro. Nueve años, poco más o menos... Y de vez en cuando alguna noticia hace que se me avive la indignación. Y de vez en cuando simplemente la idea me viene sin más, sin noticias ni nada... Pues hoy tenía un rato libre, y aquí estoy, dispuesta a poner cuatro puntos sobre las íes aunque haya quien me deje de hablar (bueno, no será pa tanto, quienes opinan de esa manera no creo que dediquen su valioso tiempo a leerme!). En resumen, que creo que a cualquier lugar, evento, acto, reunión, ceremonia, celebración, duelo, presentación, despedida... en cualquier momento ESTÁ PERFECTAMENTE BIEN ACUDIR CON NIÑOS. Con uno, con dos o con diez. Aunque hagan ruido mientras todo el mundo guarda un respetuoso silencio. Aunque pidan comer mientras escuchamos una importantísima disquisición. Aunque haya que salir corriendo para llevarlos al baño y tapar así la visión de los de la fila de detrás durante dos angustiosos y fundamentales segundos. Aunque haya gente que se eche las manos a la cabeza "¿cómo se les ocurre venir con niños??"

Pues sí, señoras y señores, voy con niños a donde tenga que ir, en primer lugar porque tengo niños. Sorprendente, verdad? Son mis hijos, no son un trasto que saco de casa cuando me hace falta y dejo aparcado cuando molesta, son niños, y tienen cabida allá donde yo esté simplemente porque lo digo yo, que soy su madre.

En segundo lugar, porque forman parte de una sociedad y hay comportamientos sociales que necesitan aprender. Y no van a hacerlo montando el simulacro en casa, aprenden viviendo de primera mano diferentes situaciones. Con tres años son más ruidosos que con ocho, y con doce son perfectamente capaces de comportarse "como adultos". Aprenden paso a paso, como todo el mundo. Y no es necesario angustiarse pensando que echarán a perder ese evento tan importante: si no están a la altura de las circunstancias, nos retiraremos con ellos lo más discretamente que podamos. No va a ser el fin del mundo.

Y en tercer lugar, porque estoy hasta los mismísimos ovarios de tanta corrección política para todas las minorías que una se pueda imaginar, y tanta falta de respeto hacia el futuro de todos. Ya está dicho. Que cuando sale en la tele una aerolínea o una cadena hotelera que ofrece a sus clientes vuelos o establecimientos "libres de niños" no se me ocurre otra cosa: a ver la que se liaba si se les ocurre publicitar "vuelos sin discapacitados", "hoteles completamente libres de inmigrantes" o "comedor para menores de 70 años". Que no digo yo que esté bien discriminar a esa gente, pero lo que está fatal es que se discrimine a los niños y al presentador de las noticias le parezca tan natural que te cuenta el caso sin vomitar ni nada!

Y lo peor es que ese desprecio hacia la participación en sociedad de los niños lo contamina todo: como los niños no son bien vistos en infinidad de situaciones sociales, a los padres de esos niños les quedan dos opciones: renunciar ellos también a esas situaciones, o buscarse la vida para dejar a sus hijos con alguien mientras tanto. Y si a unos padres se les ocurre acudir con sus hijos, serán los únicos, y cualquier cosa que hagan, digan y/o muevan sus niños se notará el triple, y esos padres se sentirán fatal simplemente por tener hijos que se comportan de una forma completamente normal. Y se va acostumbrando uno a que tener hijos es un incordio, y así cada vez más familias renuncian a tener otro, y más parejas renuncian a convertirse en familia, y nos vamos convirtiendo en una sociedad vieja, triste... y sin futuro.

Que tener hijos es un trabajazo, sí, y entre pitos y flautas te sale por un pico, y duermes menos, y te preocupas más, pero todas esas cosas los mismos niños se apañan para compensarlas con creces. Lo que es un incordio es tener que vivir pendiente de no herir la sensibilidad de personas a las que los niños normales les molestan tanto. Pues por mi parte queda dicho: NADIE TIENE NINGÚN DERECHO A DECIRME QUE MIS HIJOS SOBRAN. Me importa un rábano si hiero su sensibilidad porque sinceramente los considero unos insensibles.

Vale, que hay veces que los niños llegan a molestar bastante. Que siempre se mueven, y aguantan poco rato callados, y se emocionan tantísimo con las cosas que es imposible que alguien no se dé cuenta de lo emocionante que es el mundo para ellos. Pero es que hay adultos hechos y derechos que también son molestos o directamente maleducados, y nadie generaliza en plan "uf, no vuelvo a comer a ese sitio, van unos adultos groseros e insoportables que hablan a gritos y mastican con la boca abierta". Y resulta que los que deberían tener disculpa para ser molestos de vez en cuando son los niños, que están aprendiendo los comportamientos adecuados en cada situación ¡los adultos se supone que ya los aprendieron! ¡¡y qué poco se les nota a algunos!!

Pues eso, que callo la boca si un día me encuentro con un establecimiento en el que no se admiten personas groseras o irrespetuosas, tengan la edad que tengan. ¡Pero basta ya de prejuzgar a los niños achacándoles todo lo desagradable e inoportuno! ¡¡Que llevo nueve años yendo a donde quiera que voy con uno o varios niños, y la inmensa mayoría de las veces sólo se nota que los llevo porque no son invisibles!!


Una madre mosqueada



19 comentarios:

  1. Me encanta!!!!!!mejor no lo podrias haver dicho!!!!!! Estoy totalmente deacuerdo contingo!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/6/15 10:04

    ole, ole y ole!!!!!! genial!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola: totalmente de acuerdo con tu reflexión. A donde voy yo van mis hijos... no son trastos, son personas, y quiero compartir con ellos todas y cada unas de las experiencias sociales en las que yo participo. Es indignante que nos nos dejen ir con nuestros hijos a determinados sitios... Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  4. Patricia9/6/15 12:16

    Pues si...por suerte "esos seres" son una pequeña extension de nosotras que desde muy pequeños hasta ni para mear nos despegamos de ellos...y como yo siempre digo " si querias libertad,no haber parido..." porque es como dices tu,los llevamos acoplados a todas partes...y SI ...ya sabemos que son ruidosos que no paran e incluso a cierta gente les puedan parecer maleducados...pero son niños y como tal se tienen que comportar asi que es lo que hay...

    ResponderEliminar
  5. Oleeeeeee que gran verdad ademas asi también aprenden las cosas sociales o solo tienen que aprender en el colegio mi hijo va donde tenga que ir sino que se va a pensar que solo el tiene que ir al. médico o obligaciones pues así también aprenden de la vida!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9/6/15 15:11

    No creo que alguien que ya ha tenido un hijo, no tenga un segundo porque dos lo considere un incordio. Con todo lo demás, completamente de acuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues yo, lamentablemente, sí conozco quien renuncia a tener un segundo después de comprobar lo difícil que se le hace llevar una vida "normal" con uno... y me da mucha pena!

      Eliminar
    2. Anónimo9/6/15 21:29

      si, me imagino. Casos hay muchos, que yo también conozco de todo. Pero hablar de las razones que tienen los demás para tener ninguno, uno, dos, tres o más hijos, es.... complicado, porque es algo personal, Lo más personal. Y respetable. Como ya te dije, con todo lo demás, completamente de acuerdo contigo.

      Eliminar
  7. una gran verdad, y cómo les duele a algunos, reafirmo todas y cada una de tus palabras, y es tan terrible que para tanta gente los niños tengan menos derecho que el resto de personas, para muchos son ciudadanos de segunda y no les tiembla el pulso en coartar sus libertades; acaso esa gente nació ya vieja?

    ResponderEliminar
  8. Tötälmëntë dë äcüërdö.
    Hasta el punto de q últimamente prefiero salir a jugar con los crios gritones q están aprendiendo antes q soportar las estúpidas y maleducadas conversaciones de sus gritones padres.
    ¡¡¡¡¡Viva los niños incluso cuando me "molestan"!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Tötälmëntë dë äcüërdö.
    Hasta el punto de q últimamente prefiero salir a jugar con los crios gritones q están aprendiendo antes q soportar las estúpidas y maleducadas conversaciones de sus gritones padres.
    ¡¡¡¡¡Viva los niños incluso cuando me "molestan"!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Ya no me siento tan "rara" por querer ir con mis hijas a todas partes. :-)

    Es triste que a veces no les lleve conmigo, para evitar que adultos que han olvidado que una vez fueron niños, estén todo el rato recriminandoles su comportamiento. ...

    ResponderEliminar
  12. El mundo, o la sociedad, no está preparada para tener niños. Y así nos va. Yo suelo ir con niños a todas partes. Es la manera de que aprendan, que aprendan a todo. Y si voy sola no es porque me digan "no los lleves". De hecho creo que nunca viví esa situación qunque sí me miraron en plan "dónde va". Pero me trae sin cuidado.

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo contigo. Nosotros vamos como familia a todos los sitios donde tengamos que ir. Hace unos días recibí una invitación de boda y dentro había otra tarjetita pequeña donde recalcaba: "Se ruega la no asistencia de niños". ¿Para que mi invitas entonces? ¿que voy a contratar una canguro para que me la cuide mientras "disfruto" en tu boda? para complacerte a ti fastidio a mi hija o que?...Así que como mi hija no está invitada, no hay boda para ninguno. Donde no cabe mi hija no quepo yo, y por la cara dura te quedas hasta sin regalo, por lista.
    Yo cuando me casé invité a todas las familias completas, otra cosa es que lo quisieran o no llevar pero invitados estaban.
    Así va el país, así va el mundo y así va todo con este tipo de pensamientos. A ver si cuando estos tengan hijos les hace gracia que les recalquen que no pueden asistir. Y si les hace es su problema, el mío desde luego no....porque "no sin mi hija"...y que me critiquen
    Hala, te desahogaste tú, me desahogué yo jiji

    ResponderEliminar
  14. Completamente de acuerdo. Quien no acepte que vaya con mis hijos, que no espere que vaya yo

    ResponderEliminar

Di algo, no te cortes... ¡que estamos en confianza!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...