21/11/13

Cajas y cajitas

Me gustan las cajas. Ya está dicho. Por lo general tienden a gustarme todas, si no es la forma es el color, o simplemente el tamaño, o una forma diferente de cierre... me gustan. Cuando alguna es diferente a lo habitual me cuesta bastante tirarla. Y cuando no encuentro la adecuada entre las existencias me pongo y la hago. Una rareza como otra cualquiera, no? Además resulta que las cajas me recuerdan a mi abuelo... que era todo un maestro en el tema... así que un motivo más para que me gusten, los años sin él van pasando y adoro esos pequeños detalles que me recuerdan a quienes ya no están.

Así que me gustan las cajas, me cuesta deshacerme de ellas y encima me regodeo en el tema. Pero hay un problema: no se puede llenar todo de cajas, que el espacio es limitado (y la paciencia de quienes comparten vivienda con una también!). Hay que buscar una buena disculpa para conservar cada caja que decido quedarme. Y así hay ciertas cajas que llevan años conmigo, que ya son como de la familia... ¡qué digo, por supuesto que son de la familia! jajajaja



Esta es mi caja de costura. Bueno, más bien era... desde que el contenido superó con creces su capacidad, digamos que lo que sigue ahí dentro es lo que casi nunca uso: hilo de hilvanar (¿hilvanar? ¿eso qué es lo que es??), la cinta métrica... Pero ahí está, al pie del cañón.



Y dentro de ella, esta otra. De estas tengo un montón, porque son chulas, apilables, de un tamaño apañadín, y se ve que cuando las tiritas venían ahí metidas en mi casa debíamos de ser grandes consumidores... En esta suelen estar las cosas menudas: dedal (que nunca uso, pero lo tengo porque a lo mejor teniéndolo ya me protege el dedo), la tiza de marcar, imperdibles... y hace tiempo, la caja de los alfileres:


Esta me encanta, me chifla. De pastillas de regaliz. Pero hace poco me hice con un paquete de alfileres extra finos, largos, flexibles, una maravilla, vamos (son estos). Y todos juntos ahí no es que no cupieran, pero costaba maniobrar. Así que justo a tiempo cayó en mis manos esta otra:


No es ni la mitad de guapa, pero me sirve estupendamente para los nuevos alfileres. Y seguimos aumentando la colección de cajas! En realidad los alfileres y su caja hace meses que viven junto a la máquina de coser... para qué los vamos a guardar, si están todo el rato haciendo falta!



Estas son las cajas donde viven ahora los hilos... en la caja de costura inicial no cabían, ni quedaban a la vista, ni era práctico ni nada. Luego están los conos, que directamente están apilados dentro del armario porque no hay caja que los lleve. Sigo buscando su solución.



Y esta es la caja de los hilos de bordar. Ahí, al barullo! Tampoco se usan tanto para que me preocupe ese pequeño caos.



Estas son de cartón, si, pero tienen ese tamaño tan chulo de los zapatos pequeños... ¡tenía que salvar alguna, no lo podía evitar! En una están los snaps con su aplicador, en otra las pinturas textiles y los sellos, y en la otra carretes de hilo vacíos. Que no es que los guarde Diógenes, no, los guardo yo para que los peques hagan construcciones, y para rellenarlos con hilo de los conos cuando necesito más carretes de algún color. Que enseguida pensáis mal!!



Esta otra se unió al club hace poco, por eso aún tiene hueco libre... ¡no me dio tiempo a instalar a todos los que van a ser sus inquilinos! Elásticos varios, que además huelen de maravilla... la caja era de un surtido de infusiones, da gusto abrirla!



Y aquí viven metros de cintas decorativas, juntas y revueltas porque por más que las enrolle ellas insisten en desenrollarse, y digo yo que si les gusta vivir de esa forma también tendrán derecho, no?


Tengo más, eh, no os vayáis a pensar, pero esta es la pequeña familia de cajas que merodean alrededor de la mesa de coser. Las que no tienen nada que ver con la costura andan por otras zonas de la casa!

¿Qué me decís, voy buscando psicólogo, o mejor busco cajas nuevas??






12 comentarios:

  1. Me encanta esta entrada!! Será porqué yo también soy adicta a acumular cajas, cajitas y recipientes varios? ;)

    ResponderEliminar
  2. Que buenas ideas tienes! Me suscribo para tener tus entradas más a mano ;-)

    ResponderEliminar
  3. Busca cajas nuevas y luego nos las enseñas!! que yo también soy fan fan fan de las cajas y cajitas. Me fascinan!!!
    La Jirafa (no tengo tiempo ni de entrar en mi cuenta pero las cajitas me han llegado ;-)

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado esta entrada. Tienes unas cajas preciosas! Me gustan mucho las de lata pero me quedo con la última, porque me parece muy buena idea porque es transparente. Es de detergente monodosis o algo así, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues... creo que sí es de detergente... me la dio mi madre, yo no uso de eso!

      Eliminar
  5. Ainss! cómo te entiendo, también tengo la locura de las cajas, de lata, de plástico, de cartón, que cierran bien, que cierran mal pero son tan bonitas!!!! La caja de las velas, la del incienso, la de los cables... hasta fotos tengo guardadas en cajas, me encanta tu colección!!!

    ResponderEliminar
  6. Veamos... el otro día compré unas galletas y me las llevé al trabajo para que se las comieran ¡sólo porque quería la caja! Así que ¿qué voy a decirte? Pues que consigas más :)

    ResponderEliminar
  7. He dado un vistazo a tu blog y me ha encantado, me quedo por aquí si me lo permites. Te invito a que visites el mio http://elrincondenaroa.blogspot.com/ saludos desde Uruguay, Sudamerica

    ResponderEliminar
  8. Me encantan tus cajas, tienes que seguir con la colección. A mi también me gustan pero pierdo las tapas rápido, y sin tapa, ahí empieza a entrar de todo y.... Caos. Un besote

    ResponderEliminar
  9. Me encantan tus cajas, tienes que seguir con la colección. A mi también me gustan pero pierdo las tapas rápido, y sin tapa, ahí empieza a entrar de todo y.... Caos. Un besote

    ResponderEliminar
  10. jajajajaja yo igual!!!! Y lo peor es que estoy contagiando a los príncipes. Hace dos semanas el Ratoncito Pérez le trajo una demetal monísima en tonos grises y rojos con fotos de Londres, muy acorde con la decoraciín de su habitación... sospechosamente idéntica a una qu contenía galletas surtidas que vi en Mercadona ese mismo día jejejejejeje

    ResponderEliminar
  11. Me lo había perdido, aquí otra fan de las cajas!

    ResponderEliminar

Di algo, no te cortes... ¡que estamos en confianza!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...