5/3/15

Matar moscas con el rabo

... se supone que es a lo que se dedica el diablo cuando no tiene qué hacer, verdad? Pues yo no soy el diablo, qué más quisiera yo, y me entretengo en auténticas tonterías cuando sí que tengo bastante por hacer pero simplemente la cabeza me pide un respiro. Y últimamente, con Lía en modo equipo de demoliciones unas quince horas al día... pues pasa a menudo, qué queréis que os diga!

El otro día estaba ahogándome entre los mensajes de "tienes que hacer esto, no pises lo otro, corre prisa aquello, aparta esa niña de esa estantería, deberías haber hecho lo de más allá" que mi cerebro enviaba sin parar, y decidí cortar. Y hacer algo perfectamente prescindible, innecesario, inútil. Cogí los botes de cristal donde guardo los botones, una cinta, y la pistola de silicona. Y me autorregalé una solemne tontería como esta:



Poco más puedo decir... Bueno, sí, que me encanta mi colección de botones, gran parte herencia de mi abuela. ¿Quién necesita heredar grandes riquezas pudiendo hacerse con tesoros como estos?



Calculo que tengo botones para dos o tres vidas... ¿cuántas costuras de RUMS podría abrochar con esta colección botonil???








7 comentarios:

  1. Eso me suele pasar a veces, pero no te lo tomes como una pérdida de tiempo sino como una pausa necesaria, el relajarse durante unos minutos (sí, cuenta más si aprovechas para contemplarlos un rato en tus manos) es una desconexión absolutamente necesaria!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja....Yo también heredé una caja de lata llena de botones, alguno con más antigüedad que otros y me encantan. También me enseñaron a no tirar ninguna prenda sin quitarle todo lo que se pueda aprovechar, botones incluidos.

    Tan necesario es hacer algo, como parar y coger energía para poder continuar. No somos máquinas ni perfectos, necesitamos liberar tensiones para poder seguir con más ganas. Y si hacer esta "tontería" te ayuda y te relaja, pues habrá que dedicar tiempo a hacer tonterías, que nos permitan recargar y para dar lo mejor de nosotras.

    Biquiños!

    ResponderEliminar
  3. Yo también me ahogo entre mensajes, mi cabeza no me deja descansar, hay días que no la aguanto e intento ignorarla pero ella no para de cascar!!!
    Esas pequeñas cosas que nos relajan, siempre dando rienda suelta a la creatividad... Son geniales!!
    Vaya colección de botones, yo también tengo un montón de botones reciclados, de aquí y de allí y es que me encantan y a mí pequeña ni te cuento, la de veces que se sienta a mi lado mientras coso y se entretiene agrupándolos. Yo de mi abuela heredé un dedal...pero yo no uso!!!
    Bssss

    ResponderEliminar
  4. Pues perfecto!!! así los tienes a la vista y arreglados para cuando vengan tiempos mejores!!!

    ResponderEliminar
  5. Esas tonterías que te hacen desconectar son lo mejor del mundo!!! Y si encima te quedan bonitas, qué más quieres?! No será coser, verdad? No pidas demasiado :P

    ResponderEliminar
  6. JAJAJ!! yo me lo sabía con el burro no con el diablo! jajaj! esos mensajes hay que callarlos! qué será el próximo??

    ResponderEliminar
  7. A Lía le va a encantar hacer música con estes botes de botones! Y si descubre como abrirlos estará realizada!

    ResponderEliminar

Di algo, no te cortes... ¡que estamos en confianza!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...