8/10/12

Nos gusta jugar a "esto"

El otro día, en la Fiesta de la Jungla, hubo momentos en que la actividad era excesiva para Chus: a ratos cogía una caja de puzles y se instalaba en la mesa de la cocina a jugar tranquilamente él solo, o pedía jugar un poco en el ordenador (¡Jueduland le chifla!)... de una u otra forma se apartaba de la vorágine de los mayores. Cuando la fiesta terminó y la casa ya estaba otra vez tranquila y casi en silencio, seguía con ganas de juego tranquilo, y vino a buscarme para que jugara con él a "esto":



Mira que este juego nos gustó desde el primer día, mira que llevamos echadas partidas... ¡y no tiene nombre! Sigue llamándose "esto".

Vi la idea en Para mi peque con amor y me pareció genial para Chus, que en aquella época cada vez que veía a Nel jugar a la oca o al parchís se empeñaba en participar, moviendo su ficha y las de los demás al tuntún. Se trata de un juego de tablero, de avanzar casillas según te indique el dado, pero sin tener que saber contar. Simplemente esperar tu turno, tirar el dado y mover la ficha hasta el color que salga en el dado. Era enero, Chus contaba poco y era un "prisicas", como dice Nel, incapaz de esperar a nada ni nadie, y me pareció el juego perfecto para él, para ir aprendiendo a jugar por turnos. Así que lo hice, como siempre modificando a mi manera: en este caso para hacerlo plegable porque estaba algo agobiada de juguetes atravesados por casa.



El dado lo hice con cuadrados de cartón cubiertos con cartulina de colores y unidos con celo, de los colores de los que tenía recortes sueltos, con los que también hice el tablero: muchos cuadrados, pegados por un lado uno a otro, y formando un circuito en espiral. Y como sólo van pegados al anterior y al siguiente, el circuito-tablero puede plegarse al tamaño de un solo cuadrado.

De fichas... bueno, en realidad lo que pillamos a mano: corchos, bolas de papel de colores, muñecos de pobabobin... incluso fichas de parchís llegamos a usar ¡aunque esas van muy mal, nuestro tablero plegable nunca queda plano del todo y se caen!



La cosa fue que a Nel le llamaba mucho la atención y quería jugar... pero se aburría, era demasiado simple para él... y el asunto terminaba casi siempre en riña. Hasta que tuve la idea de adaptarlo para Nel, por el otro lado del "tablero" ¡qué bien nos vino no haberlo pegado en ninguna parte para poder tener dos caras!



Le escribí en algunas casillas órdenes del tipo de las normas de la oca, con ventajas y desventajas según la casilla... y oye, mano de santo!



Chus seguía jugando de color a color, feliz de la vida, y Nel respetando las indicaciones del tablero. Como a todas estas Nel tenía 5 años y sabía leer, y Chus no, les iba al pelo el método: el que sepa leer que lea, y el que no que no haga ni caso de las letras!


Ahora Chus ya sigue las normas de las casillas especiales... y se cree que las sabe leer y todo!! "aquí pone que puedo ir a una casilla que yo quiera" "aquí toca esperar a que llegues tú"... ¡es genial!


12 comentarios:

  1. ay, madre! Qué pasada!!! Cuando lo vean los príncipes les va a encantar! Te lo copio fijo. Tan básicamente divertido, tan sencillamente genial.

    ResponderEliminar
  2. uy! pues creo que lo voy a intentar! A los míos les llamó mucho la atención lo de la oca y el parchís, pero claro... ni flowers de jugar... Ya te contaré ;)

    ResponderEliminar
  3. Creo que te lo voy a copiar! Gracias por la idea! y lo de poder adaptarlo a la edad me parece genial!!
    Feliz lunes,
    Aran.

    ResponderEliminar
  4. Ja ja, qué gracia me ha hecho leer lo de "se cree que las sabe leer".
    Lo mejor de todo es que cada una adaptamos los juegos a las necesidades de nuestros hijos y terminamos haciendo juegos nuevos. Me encanta esta inspiración de unas y otras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo bueno de compartir las ideas, que se multiplican continuamente!

      Eliminar
  5. ¡Qué bonito os quedó, me encanta!! Por aquí también seguimos jugando mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿y en vuestra casa tiene nombre? aunque a estas alturas ya no creo que cuajase...

      Eliminar
  6. ostras, este me lo había perdido, seguro que lo copio, gracias por la idea :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y me encanta que sea plegable!!

      Eliminar

Di algo, no te cortes... ¡que estamos en confianza!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...