12/10/12

Yo canto, tú cantas... ¡todo el mundo canta!

El otro día una amiga compartió una grabación suya cantando en el coche. Una concesión en confianza, un momentazo de esos que no se enseñan a cualquiera... me encantó, y me dio mucho que pensar ¿por qué a prácticamente todos nos daría vergüenza enseñar públicamente algo así?

Todo el mundo canta, de hecho se sabe que la humanidad lleva cantando desde que existe... todas las culturas, en todo el mundo, tienen canciones expresamente destinadas a las ocasiones especiales... desde pequeños los niños canturrean e incluso se acompañan con instrumentos que improvisan de cualquier cosa. Y de pronto, en cierto momento, empieza a darnos vergüenza cantar delante de otros. ¿¿Por qué?? Hasta llamamos a las situaciones ridículas "dar el cante"...

Yo canto todo el rato, en cualquier sitio y sin importar si estoy triste o contenta, simplemente canto. Canto mientras cocino, canto en la ducha, canto mientras bajo las escaleras a lo loco, canto en el coche, canto en el parque... Creo que cualquiera que me conozca medianamente bien se preocuparía si me viese pasar un día sin echar un cantar... a urgencias de cabeza... ¡o directamente al sepulturero! A veces me da que me paso un poco, porque hasta Chus pide que no cante más... ¡unos tanto y otros tan poco!

Además le doy a todos los palos, me da lo mismo: tan pronto vocifero como una loca aquello de "litros de alcohol corren por mis venas, mujer" como agarro del tirón "volver con la frente marchita, las nieves del tiempo platearon tu sien...". De canciones de cuna del año la polca a las canciones chorras del verano, de los beatles en spanglish a música tradicional asturiana... qué más da! Y me gusta aprender una cancioncilla corta en cada idioma que tengo ocasión... por si acaso! En seguida aprendo todas las canciones infantiles de los CDs de los críos, y se las espeto cuando menos se lo esperan, versioneándolas así y asá.

A veces voy por la calle cantando a grito pelao y de pronto me doy cuenta de que la gente me mira "un poco raro"... si voy con los peques es más fácil salir del paso, porque me hacen los coros y parece que yo canto por ellos y no al revés ;P Si voy sola, pues ya decidí sonreir a quien me cruce, sin saludar de palabra porque pierdo el compás... y casi todo el mundo devuelve la sonrisa con cara de felicidad ¡¡si nos encanta ver a alguien cantar!!

Hace unos meses tuvimos un exitazo en casa, "el rocanrol del café", fue cosa de Chus... yo qué sé de dónde lo sacó! pero era genial, porque rasgueaba la barriga con la mano derecha como un viejo rockero, y se desgañitaba cantando... contagiándonos... lo pasamos muy  bien con esa canción!! Ahora ya no la canta bien, sabe que hizo mucha gracia con ella y se pone a hacer el tonto... ¡pero la aprendimos los demás! Y la cantamos en cualquier momento simplemente porque es divertido:


video


Y no, no me importa que lo vea cualquiera... ¡¡si no creo que quede  nadie que no me haya pillado en pleno cante alguna vez!! Y si me pierdo, desafino, estoy ronca o se me olvida un trozo... pues oye... ¡que tampoco cobro entrada!!

Dícenme que canto mal
para el aire bueno va, 
quien no lo quiera escuchar
que se ponga más p'allá



12 comentarios:

  1. AAaaaayyy!! Que acabo de despertar a la niña de la risa!

    Eres genial, yo de mayor quiero ser como tú!!

    ResponderEliminar
  2. Ohhhh sólo tengo una palabra: GRANDE! Me encantas :D

    ResponderEliminar
  3. Eres GE-NIAL!!! Me declaro fan del rock del café.

    ResponderEliminar
  4. jajajaja, a mi no me gusta el café :)

    ResponderEliminar
  5. Me encanta! Tendré que aprenderme esa canción jejeje

    ResponderEliminar
  6. jajajajajajaja, estás muy pero que muy... CUERDA!!! Eres genial, de verdad... El rocanrol del café a eurovisión!!!!

    ResponderEliminar
  7. jajaja, yo quiero darte algo de vergüenza de la mía, que tengo demasiada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo siento, no acepto donaciones de vergüenza... que mi trabajo me costó librarme de la que traía conmigo!! Eso sí, mereció la pena ¡menuda liberación!

      Eliminar
  8. A mí tampoco me gusta el café, pero tú me encantas, genial, genial!

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho que me cantes todos los días, por lo general la gente no lo hace.

    ResponderEliminar

Di algo, no te cortes... ¡que estamos en confianza!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...