13/8/13

Fiebre matemática

Nel está pasando la gripe matemática, está claro. No deja de pensar en multiplicar o plantear problemas con todo lo que ve. A mí me descoloca un poco, la verdad... yo no supe encontrarles la gracia a las mates hasta que desaparecieron de mi vida como asignatura... ¡y tendría 20 años! Hasta entonces las aborrecía. No tiene nada que ver con darse mal, nunca tuve problemas para sacar buenas notas en mates, simplemente me parecía un engorro, un aburrimiento, un sinsentido y un coñazo cada minuto que les dedicaba. Lo que se dice aborrecerlas. Un aborrecer más cordial al principio, debido fundamentalmente a las tablas de multiplicar y su dificultad para instalarse en mi mollera, pero que se agravó bastante cuando dejé de ver la utilidad de aquellos galimatías de cifras y letras mezcladas... y es que... a ver, que alguien me diga en qué situación de la vida cotidiana te puede servir para algo saber hacer una derivada!! (que no es mi caso, eh, que dejé de saber hacer derivadas cinco minutos después de aprobar aquel puñet*** examen)

Pero bueno, que me voy del tema, el caso es que a Nel parece que le gustan las mates por él y por mí, y no para de pedir "jugar a multiplicar" y cosas por el estilo, así que me toca buscar juegos. Que no me resulta nada fácil, eh, que en mis recuerdos de infancia el concepto "jugar a multiplicar" anda entre "jugar a la ruleta rusa" y "jugar a tirarse por un barranco"... Lo bueno es que investigando un poco voy encontrando maneras estupendas de que multiplicar sea un juego, que sea divertido y que hasta a mí me apetezca ¡vivir para ver!

Hace no mucho nos hicimos con un decanomio (gracias, Marta, por el trabajazo!!) y es sin lugar a dudas lo que más le gusta:




Casi siempre pide el tablero de multiplicar y "las bolinas de colores"



Se le pone esa cara de concentración... me encanta!



Mientras tanto, Chus juega a sumar a su aire, con las barritas, y mantiene consigo mismo unas conversaciones de lo más edificante "si tengo cuatio bolas es porque sumé ties más una, pero estas otias cuatio son porque sumé dos más dos". Usa tramos de las vías del tren de madera para que las bolas no rueden, y puede estar un buen rato en esas, o "fabricando triángulos":





Él tiene mucha confianza en sí mismo, y se atreve a sumar números más grandes. Cuenta las bolas, y chilla excitadísimo "¡¡mamá!! ¿sabes cuántas son ocho más seis? son..." y vuelve el pobre a contar las bolas, que ya se le olvidó, y vuelve a preguntar si lo sé y se le vuelve a olvidar... ¡que cada día me gustan más las mates, oye!



¿Consecuencias de todo esto? Que empiezo a arrepentirme de haber sido matefóbica durante tanto tiempo, y que para mi sorpresa voy llenando una caja de "cosas de mates" con las que jugamos a menudo ¡sí, jugamos, a las mates! ayyyy madre mía, qué mundo loco!!!





9 comentarios:

  1. Anónimo13/8/13 0:27

    alaaaaaa que interesante!! y no harias un tutorial de como hacerlos y como jugar?? yo tambien soy de las que no le entusiaman las mates.. pero parece muy interesante!
    filsanddraps.wordpress. com

    ResponderEliminar
  2. ayyyyy si nosotras hubiéramos aprendido así las matemáticas! qué bien verlos así de metidos y con tanto interés!

    ResponderEliminar
  3. que chulooooo!!! haznos un tutoooo porfaaaa!!!

    ResponderEliminar
  4. Jo! Qué guay! Yo también quiero re-aprender mates así.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo14/8/13 1:33

    Siiii, por favor, tutoriales y juegos con mates!
    Mi sobrino, muy a pesar de su madre, es fanático del juego "hacer deberes (sumas)" pero siendo una asignatura que cuesta prefiero que aprenda mientras disfrutamos jugando, que por pura repetición en el cole.
    bbbb
    anag

    ResponderEliminar
  6. Las perlas Montessori!! Estoy mirando para hacer mi propio material Montessori, aunque aún no sé muy bien cómo funcionan algunos de ellos. Te los hicieron?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me las hizo una amiga después de hacer las de su casa, un trabajo de chinos como otro... yo no sé si podría!

      Eliminar
    2. pues tengo que ponerme a ello. El mantel resinado no es plasticoso, que a mi me dan también mucha grima, eso de que se te pegue al brazo... Hace un tacto más de tela. Yo creo que vale también para baberos, neceseres, estuches...

      Eliminar
  7. <3
    Las mates molan! Tú igual las "alborrecías" porque no te ponías la chuleta con la tabla debajo de la almohada.. pero a mí siempre me funcionó, jajaja! Bueno, eso y que en Tineo tenía más amigas "integrales inmediatas" que de carne y hueso.
    Mencantan mis sobrinos nerds! :)

    ResponderEliminar

Di algo, no te cortes... ¡que estamos en confianza!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...