27/8/13

Nel tenía un pijama...

... tenía, porque ya era heredado de su tío y la verdad es que se le notaba. Tenía los puños que no les cabía otro agujero. Pero era de ese género aterciopelado taaaaan suave... daba pena tirarlo, en serio. Y entonces "alguien" me iluminó para convertir un pantalón de pijama en un pijama entero. Más pequeño, claro... bastante más pequeño. ¡Gracias por la idea, Naii!!



Los puños y la tira donde van los snaps son de tela de puño de La Pantigana, una muy muy floja y suave. Tan floja que en la tira de snaps le metí una cinta de algodón gruesa para reforzar...

Y ahora tengo un jersey de pijama esperando ver qué ocurre con él, y un hijo encantado de la vida de ver que su pijama raído sigue vivito y coleando y que va a ser para el bebé... ¡si es que es un amor! Veo pijamas diminutos en cada trapo que miro, pero... a ver si nos ponemos en plan, que Nel también va a necesitar algo de ropa en otoño...





6 comentarios:

  1. Que bonito te ha quedado, cuanta imaginación y que buenas manos.

    ResponderEliminar
  2. A la aceituna y al gitano no los busques en verano27/8/13 11:22

    Ese pijama va a tener más vidas que la "BH" que tuve yo de crio.

    ResponderEliminar
  3. genial, a seguir reciclando seguro que encuentras más!

    ResponderEliminar

Di algo, no te cortes... ¡que estamos en confianza!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...