30/1/14

Una de interiorismo

Hace ya un montón de días me puse a hacer bragas. En serie, una detrás de otra, hasta 7. Porque me hacían falta muchas, y las costuras repetidas más me vale hacerlas en serie. ¿Puede haber algo en el mundo que deje las bragas tan hechas polvo como un embarazo? síiiiii, ya os lo digo yo: varios embarazos! Y buena parte de las inquilinas del cajón de mi ropa interior llevaban ahí unos cuantos años... ¡estaban para el arrastre! Gracias al patrón de "braguitas retro" de Pandielleando que conseguí en la MsMSW de La Pantigana tenía claro que la renovación no pasaba por las tiendas...



No me compliqué la vida eligiendo tela, más que nada porque mis telas de camiseta son de dos tipos: lisas o de monstruítos, y no tengo nada en contra de las bragas de monstruítos, pero si gasto esas telas en mi ropa interior es probable que mis hijos se lo tomen regular. Así que ataqué a las telas lisas, y repitiendo color porque corté doble capa para ahorrar tiempo. Tampoco es que lleve las bragas a la vista habitualmente, no me importa nada tener colores repes!!



Las telas son todas de La Pantigana Shop, incluyendo las tiras de remate, que son también de camiseta, y el FOE de la que lo lleva es de Hilos y más.



Y hoy también tengo foto con relleno ¿por qué no? Ya pulvericé mi sentido del ridículo posando en bragas aquí, y ahora no podía dejar que esta nueva remesa quedase atrás. Esta es la pinta que tiene una en bragas veintitantos días después de parir:



Ya, ya sé que en estos tiempos locos se lleva mucho más apretarse en una faja que disimule la tripa, y matarse de hambre, ejercicios o ambos para que la chicha desaparezca en tiempo récord. Y entonces sí, fotografiarse con cara de orgullosa mamá recuperada tras el parto. Pero resulta que a mí esta barriguilla me gusta, soy así de rara. Esa protuberancia blanda es el recordatorio dulce de que hace apenas unos cuantos días mi niña estaba ahí dentro, dando pataditas, resistiéndose a salir. Es el recordatorio (no tan dulce) de que es casi seguro que ahí dentro no volverá a haber nadie nunca más... pareceré loca, pero me duele asumir esto.

Esta barriga, que horrorizará a tanta gente, a mí me gusta. Mi cuerpo tardó casi 42 semanas en obrar todos los cambios necesarios para que Lía naciera, y obviamente le llevará un tiempecillo devolver las cosas a su sitio. Como parte del proceso, esta etapa también me gusta. Y como el resto del proceso, seguirá el ritmo que la naturaleza le marque, porque en estos momentos tengo mucho de qué disfrutar como para andar complicándome la vida intentando acelerar las cosas.

Y esta es mi participación en RUMS esta semana. Sin complejos, que pa qué los quiero!



19 comentarios:

  1. hay que disfrutar de cada paso, muy bien por las bragas!

    ResponderEliminar
  2. Que bonito lo que has dicho! Me lo aplico, jeje. Y las bragas pues muy bonitas también XD

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita tu entrada.Es una realidad de la vida misma y para que acelerar nada.
    Cada cosa a su tiempo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Así es, cada momento lo suyo... Genial la colección de bragas, tengo que liarme yo también...aunque esperaré al parto..jejejeje

    ResponderEliminar
  5. Loca???? Pues yo también, llevo fatal el pensar que no volveré a pasar por ello, por la alegría de confirmar una sospecha, por notar una vida dentro de mí...ay qué mal lo llevo.....
    Las bragas geniales, jajaja

    ResponderEliminar
  6. Preciosas las bragas, pero mejor aún tu reflexión! :)

    ResponderEliminar
  7. Las bragas me parecen preciosas, es mas, me das algo de envidia, jejeje. Ahora si tengo que elegir me quedo con tu reflexión.

    ResponderEliminar
  8. geniales las bragas y aún mejores tus reflexiones! un besote

    ResponderEliminar
  9. a mi también me gusta esa barriga, me trae recuerdos de mis dos postpartos... gracias por compartirla y me encantan tus bragas! jajasjajaja, qué raro suena no? jajajajajaj

    ResponderEliminar
  10. Me encantan esas braguitas, te han quedado preciosas!
    Y lo que mas me gusta es esa barriga, cómo la muestras con orgullo, sin complejos, porque sabes lo que ha habido detrás. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  11. Las bragas están geniales, pero me encanta como piensas!!!
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  12. Di que si! A mi tampoco me disgusta mirarme y ver lo que han hecho mis peques con mi cuerpo, creo que ha merecido la pena! Han quedado muy chulas

    ResponderEliminar
  13. Oleeee! Menuda renovación de bragas chica! y que sepas que lo tuyo es barriga de orgullo!!! Besos!

    ResponderEliminar
  14. Precioso razonamiento!! Todo a su tiempo y que la naturaleza haga su trabajo a su ritmo!

    ResponderEliminar
  15. Guapa, guapísima!!!! Eso se llama disfrutar de la vida!!!!. Un beso para ti y para tu familión!!!!!!!

    ResponderEliminar
  16. me gustan tus bragas, a mí se me hace un mundo hacerlas, y me gusta tu barriga. Antes de dar a luz la gente me decía que al nacer el enano la barriga se iba cómo por arte de magia (mentira!) Tras 15 meses aún me queda para volver a ser yo. A mí me dió pena cuando se me borró la línea alba...

    Un besote y bonitas creaciones

    ResponderEliminar

Di algo, no te cortes... ¡que estamos en confianza!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...