25/4/14

Fashion revolution: mi ropa la hago yo!!

Ya había hablado de esto antes, y en el día D -ayer- no se me olvidó el compromiso: vestir ropa hecha en casa (como casi siempre jeje) pero por un día... del revés!



Pensaba ponerme del revés la camiseta y listo, pero la camiseta suele quedar oculta bajo el fular y la peque, y además una se anima fácilmente y coge carrerilla que no veas, así que al final... al final camiseta, chaqueta, pantalón... ¡hasta las bragas llevaba al revés, que no es cierto eso de que no las ve nadie! ¡las veo yo cada vez que voy al baño! ¿o va a ser que yo no cuento? ¿eh? ¿¿eh??

Bueno, basta. Que lo podemos tomar con todo el humor del mundo, pero el tema es serio. Que ya hace un año hubo un montón de personas, seres humanos, gente, que murió trabajando. Haciendo ropa. Cosiendo durante jornadas larguísimas, por sueldos bajísimos, en condiciones chunguísimas. Para que las tiendas de occidente estén llenas de ropa monísima. Que no, que no hay derecho. Y lo peor es que esas condiciones de trabajo infrahumanas no están sólo detrás de la ropa hiperbarata de ciertas marcas, no. Hay ropa nada barata que se produce en los mismos lugares, de la misma manera. Lo que pagamos no tiene nada que ver con lo que cuesta, y tristemente tampoco con lo que vale. Mundo de locos.



La verdad es que no es fácil mantenerse al margen de este sistema de producción, por eso surgió la iniciativa de preguntar a las marcas quién cose su ropa, y preguntárselo usándola por un día del revés. Probablemente la forma más sencilla de no colaborar con el sistema sea coser la propia ropa en casa, en las condiciones "laborales" que nos dé la gana, que para eso somos empresa, currante, distribuidor y cliente todo en uno. Yo coso cuando me apetece, si nada me lo impide. En el lugar que elegí (o en el que sobraba en casa, pero sigue siendo mi rincón, y está en mi casa). Las prendas que quiero. Al ritmo que me pide el cuerpo. Por eso la ropa que vestimos por aquí está cargada de buen rollo y nada más te la pones te apetece sonreír un poco. O un mucho!






13 comentarios:

  1. Thanks for joining the revolution! I hope we can encourage great change!

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces no somos o no queremos ser conscientes de cómo vivimos y cómo repercute en otros lugares y a otras personas , es una pena . Yo por mi parte estoy intentando cambiar éste y algún otro aspecto poco a poco , me encanta coser y lo hago cuándo mis peques me lo permiten ......me encantaría que vistieran con lo que yo les coso y yo empezar a coser más para mí . Me ha gustado mucho la iniciatva , saludos!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón. Y además no ir de serie. En ello estamos, poco a poco, pero algo hacemos. Besos

    ResponderEliminar
  4. Te doy toda la razon.Trabaje eun taller y te pagaban a 2euros el pantalon y despues lo veias a 30-40en las tiendas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y eso aquí, supongo... miedo me dan las condiciones en esos países :-(

      Eliminar
  5. Que guau es vestir con hecho en casa!!!

    ResponderEliminar
  6. Muy buen post, Alba. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. No quieros ser la nota discordante, pero yo me pregunto donde estan hechas las telas que compramos para hacer las prendas q confeccionamos.
    Dudo mucho de que cuando compro telas a dos euros el metro (que reconozco q lo hago) estas hayan sido hechas por personas a las q se les esta pagando un salario digno.
    Es q siento q salirse del sistema es mas dificil d lo q parece. Al menos yo por mas q lucho no lo consigo.

    ResponderEliminar
  8. Que bonita entrada .

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  9. Muy bien dicho, Alba.
    Tu ropa se ve chulísima incluso del revés

    ResponderEliminar

Di algo, no te cortes... ¡que estamos en confianza!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...