11/6/12

Una pared de casa

Esta es una de las paredes de mi casa, probablemente la más guapa:


Primero llegó la "estantería", hecha con cartón y papel de periódico. Era la época en que Nel quería poder coger las cosas él solo, pero Chus machacaba todo lo que quedaba a su alcance, y colocando ahí las pinturas conseguimos el equilibrio. Hoy Chus también coge lo que quiere... subiéndose a la silla ¡o a la mesa, depende!

Es su rincón de trabajo y creatividad, "la mesa de los deberes", como Nel la llamó desde el primer día. Siempre le encantó pintar, repasar, unir, picar, pegar... todas las fichas que caían en sus manos le parecían bien, y no sé muy bien por qué siempre lo llamó "hacer deberes". Así que cuando los reyes magos trajeron una mesa y dos sillas, les puso nombre inmediatamente.
Chus admirando nuestra pequeña Altamira

Hace unos días, mientras pintaba con Chus, los dos empezábamos a tener las manos llenas de pintura de dedos, y de pronto, en lugar de ir al lavabo a limpiarnos... se me vino a la mente... total... ¿por qué no? ¡si yo soy mamá, la que dice sí o no a las ocurrencias de cada momento! ¡¡puedo mandar las normas a paseo, son mías!!

Me pareció que no pasaba nada por estampar manos de colores en la pared. Vamos por partes: la pared ya está hecha un asquito, con su única capa de pintura de obra que lleva más de 20 años ahí... y usamos pintura de dedos, que se quita con agua... ¡y está mucho más guapa así!

Me parece divertido, interesante, encontrar de vez en cuando la ocasión de hacer "lo que no se hace", y ese día fue pintar en las paredes. No, no, en LA PARED, en singular ¡no nos emocionemos demasiado!

Nel estaba en el colegio, y le ofrecí poner las suyas al llegar a casa (aceptó, claro, ¡cómo no va a aceptar un crío de 6 años estampar las manos entafarradas de pintura en una pared blanca!).
A papá también se lo ofrecimos, pero no quiso. Digamos que ya hizo bastante con no mosquearse al ver nuestra reciente interpretación de Altamira... ¡si es un santín!

4 comentarios:

  1. ¡y luego te quejarás cuando pinten las paredes! ¡temeraria!
    Sólo espero que no se ponga de moda, que yo pa eso no valgo, de verdad que no

    ResponderEliminar
  2. Sin conocer el resto de paredes de tu casa me atrevo a afirmar que, sin ninguna duda, ésa es la más bonita. Ole!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1/8/12 17:44

    Yo siempre he pensado que es una excelnte idea y espero poder tener nuestro rincón del arte. Lo que no tengo claro es si lo haremos directamente en las paredes o crearemos una especie de mural que después podamos conservar o cambiar para empezar de cero sin tener que pintar una o varias paredes. Se puede forrar una pared con papel grande (del tipo este que utilizamos, por ejemplo, para cubrir el suelo cuando queremos pintar la casa) y dejar volar la imaginación. Así, las paredes quedan limpias, los niños tienen un especio de absoluta libertad en cada para dejar volar su imaginación y dar rienda suelta a su creatividad y...¡oye! un espacio de diversión conjunta con los padres. No le veo nada raro. Otra ventaja, cuando esté lleno, se quita, y ¡vuelta a empezar!

    ResponderEliminar

Di algo, no te cortes... ¡que estamos en confianza!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...